ENTREVISTA A CARMEN GIL: “LAS MUJERES Y NIÑAS CON DISCAPACIDAD SUFREN EN MUCHOS CASOS DOBLE DISCRIMINACIÓN”

/ / Actualidad FAMDIF

Fuente: La Verdad

El tesón con el que Carmen Gil Montesinos defiende los derechos y la plena integración de las personas con discapacidad la hicieron merecedora, el pasado viernes, de la Mención Especial, otorgada por la Dirección General de Política Social, con motivo de la celebración del Día de la Mujer. Gil Montesinos es presidenta de Febhi, la Federación Nacional de Espina Bífida e Hidrocefalia. Además preside Famdif/Cocemfe-Murcia, la Federación de Asociaciones Murcianas de Personas con Discapacidad Física y Orgánica, y Amupheb, la Asociación Murciana de Padres e Hijos de Espina Bífida , dos organizaciones que cuentan con el firme respaldo de la Fundación Cajamurcia. Para Carmen Gil el reconocimiento público a su labor ha sido especialmente significativo en esta ocasión ya que, según explica, las mujeres y las niñas que sufren discapacidad están sometidas, en muchas ocasiones, a una doble discriminación: por género y por condición.

-La Consejería de Sanidad y Política Social le ha concedido una Mención Especial con motivo de la celebración del Día de la Mujer. ¿Cómo recibió la noticia?

-Ha sido una inesperada y gratísima sorpresa. Los que trabajamos por los derechos de las mujeres y niñas con discapacidad únicamente somos la correa de transmisión para que los responsables públicos conozcan sus necesidades y demandas y así puedan ponerle solución para que lleguemos a una igualdad real y verdadera en todos los ámbitos. Es una satisfacción para mí porque supone el reconocimiento a las mujeres y a las niñas murcianas con discapacidad, así como a sus familias. Ellas son las verdaderas protagonistas y en su nombre recibo con orgullo este galardón del que se tienen que sentir partícipe todas y cada una de ellas.

«Famdif cuenta con un Servicio de Integración Laboral especializado que en 2014 consiguió más de 350 contratos»

-¿Alguna reivindicación para el colectivo al que representa?

-Nosotros reivindicamos constantemente el reconocimiento de los derechos de las personas con discapacidad física y orgánica. Es nuestro trabajo desde hace más de 30 años. En estos días en los que se conmemora la igualdad de género, quiero hacer un llamamiento a la sociedad para insistir en el hecho de que las mujeres y niñas con discapacidad sufren, en muchos casos, doble discriminación: por ser mujer y por tener discapacidad. Por eso se hace necesaria la adopción de medidas que impulsen el lento avance que se está produciendo con respecto a la igualdad.

-Ustedes han denunciado que algunas de las medidas adoptadas durante la crisis han perjudicado a las personas con discapacidad, ¿cuáles han sido esas medidas?

-Verdaderamente nos han afectado en todos los ámbitos y sectores de nuestro colectivo. Por un lado, en la desaparición de las ayudas para que las personas con discapacidad puedan recibir tratamientos de logopedia, fisioterapia, terapia ocupacional… o también para adaptar un vehículo, eliminar barreras arquitectónicas en el domicilio e incluso comprar materiales para favorecer su autonomía. Otro aspecto importante ha sido la casi desaparición de la Ley de Autonomía Personal y Atención a Personas dependientes. Una Ley que había originado optimismo y nuevas expectativas a las personas que necesitan apoyos pero que no se ha hecho efectiva, por lo que se han visto truncadas las vidas de muchas personas dependientes y sus familias.

Por otro lado, las asociaciones que prestamos servicios a personas con discapacidad que no son dependientes que no cubre la Administración, hemos visto mermados considerablemente los apoyos públicos que van dirigidos sobre todo a la prevención, al retraso de la vida dependiente y al fomento de la calidad de vida.

-¿Considera que el acceso a la educación es hoy una realidad que se extiende a todo el colectivo de personas con discapacidad?

-Es indiscutible que las diferentes instituciones educativas y administraciones públicas están obligadas a promover la igualdad de oportunidades y eliminar cualquier tipo de discriminación hacia las personas con discapacidad, por lo que las deficiencias del sistema educativo terminarían si se cumpliese la legislación sobre educación inclusiva. Para que se dé una educación inclusiva real es necesario dotar de un mayor presupuesto a todas las etapas educativas, incluso las postobligatorias, con recursos económicos, humanos y materiales, de manera que se pueda hacer efectiva. Por ejemplo, las bajas del profesorado y personal de apoyo perjudican seriamente a nuestro alumnado, es necesario dotar a los centros de profesionales de apoyo técnico, además de eliminar las barreras arquitectónicas en los centros, etc.

Una vez más, desde nuestra corresponsabilidad proponemos la creación de un Foro Autonómico de Atención Educativa a Personas con discapacidad, órgano paritario de encuentro y debate entre la administración educativa, responsables políticos en educación y el sector de la discapacidad que garantice un verdadero sistema educativo inclusivo que responda a las necesidades de la discapacidad.

-¿Consideran que se ha producido algún cambio en la percepción que los niños tienen de las personas con discapacidad?

-Es obvio que seguimos entendiendo la sensibilización como uno de los ejes fundamentales para que se consiga una verdadera normalización y reconocimiento de derechos, no solo en las campañas escolares, sino también en Secundaria, Formación Profesional, Universidades y en cualquier sector de la población. El objetivo de estas campañas es que se conozca, desde un punto de vista real y positivo, cómo es la vida de las personas con discapacidad y la necesidad de eliminar las barreras físicas y mentales para obtener los mismos derechos que cualquier ciudadano.

En el año 2014, esta campaña ha concluido con la participación de cerca de 4.800 alumnos de 73 centros educativos de la Región de Murcia donde se han llevado a cabo 140 charlas y talleres, impartidos por nuestros voluntarios.

Mayor autonomía

La vida independiente es uno de los objetivos prioritarios para las personas que sufren algún tipo de discapacidad, por este motivo la presidenta de Famdif y Amupheb pide que se pongan a su disposición todos los medios humanos que permitan a este colectivo tener la oportunidad de vivir de forma autónoma.

-¿Qué medidas son necesarias adoptar para garantizar la mayor autonomía posible de estas personas?

-Es muy importante la adopción de medidas de prevención y apoyo a la discapacidad física pero también los recursos que permitan a las personas que son dependientes vivir de manera lo más autónoma posible poniendo a su disposición los medios humanos a través de la figura del asistente personal y también de los servicios necesarios como es el caso de Viviendas de Transición a la Vida Autónoma. Un proyecto que ha puesto en marcha la Asociación de Padres e Hijos con Espina Bífida (Amupheb) para apoyar e instruir a jóvenes y adultos que quieren vivir su vida de forma independiente como el resto de los ciudadanos. Necesitan que alguien les de esa oportunidad en la que necesitan alejarse de sus familias.

-¿Qué tipo de actuaciones ayudan más a la hora de conseguir integrar a las personas con discapacidad en el mercado laboral?

-Por supuesto, la formación es básica para tener más opciones a la hora de encontrar un trabajo, por ello en FAMDIF contamos con un servicio de formación que ofrece cursos formativos para las cualificaciones más demandadas por nuestro colectivo que incluyen prácticas en empresas. También contamos con un Servicio de Integración Laboral (Sil) especializado, que tiene una bolsa de más de 9.000 personas de toda la Región. Durante 2014 este servicio registró más de 5.700 atenciones, visitamos 624 empresas para informar a empresarios y fomentar la contratación de personas con discapacidad, y conseguimos más de 350 contratos.

-El acceso a los fármacos es también otro problema que sufren las personas con discapacidad. ¿Qué se está haciendo desde la Federación para lograr solucionarlo?

-Formamos parte de diversas organizaciones y federaciones nacionales. Estas entidades son las que se ocupan de hacer las solicitudes y reivindicaciones pertinentes ante el Ministerio de Sanidad en todo lo que se refiere a fármacos, tratamientos y prestaciones ortoprotésicas. Nosotros, desde Famdif, luchamos por conseguir aquellas cuestiones que le competen a la Consejería de Sanidad de nuestra comunidad autónoma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *